Nuestra ruta por el mundo

Tomar la decisión de dejarlo todo para ir a explorar el planeta no fue fácil, pero tampoco lo fue decidir la ruta que haríamos y es que ¡la Tierra es enorme! Al principio teníamos la idea de hacer la típica vuelta al mundo, empezando por el Sudeste Asiático, pasando por Oceanía y terminando en Suramérica. Añadimos y quitamos países de la lista varias veces, pero finalmente decidimos que preferíamos sacrificar el continente americano a cambio de tener más tiempo para dedicar a cada destino. Como dicen en la Tierra, “La prisa mata, amigo”.

Así que finalmente, empezamos el recorrido de nuestro gran viaje por uno de los países de la Tierra, que los dos habíamos marcado como imprescindible: Nueva Zelanda. Después de recorrer el país durante dos meses, en una especie de nave espacial de tierra llamada campervan, pusimos rumbo a Fiyi para disfrutar de sus playas paradisíacas y después a Vanuatu, dónde pudimos sentir la furia de la montaña escupe-fuego más accesible del mundo. Tras una breve parada de un par de días en la bella Sidney, nos dirigimos hacia el Sureste Asiático y visitamos algunos de los países que teníamos marcados en nuestra lista de intereses. Filipinas, Singapur, Indonesia (Sulawesi) y Malasia. Cómo veréis, nuestra ruta no se parece mucho a la idea inicial, pero teníamos claro que nuestro viaje no era una carrera por conseguir tachar de la lista cuantos más paises mejor, así que viajamos lento, disfrutando de los lugares.

Os dejamos con el mapa de la ruta inicial.

Ruta por el Mundo

No te cortes y comenta!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.